Edificios en buen estado, rehabilitación y sostenibilidad

Hermon Rehabilitaciones - Friday, March 9, 2018.
Enviado por Contenidos7

Cuando un edificio comienza a dar señales de que algo no marcha bien, humedades en paredes y techos, fachadas con grietas o fisuras, cubiertas que dejan pasar el agua etc, es momento de contactar con una empresa de rehabilitación de fachadas y cubiertas. Bueno, a decir verdad, lo más aconsejable sería haber contratado un servicio de mantenimiento desde el momento de su construcción. Este servicio periódico sobre el estado del inmueble, evitaría la aparición de todo lo anteriormente mencionado. Antes de que comenzaran a salir a la luz los desperfectos, ya se habría subsanado el problema, atajando de raíz el origen del mismo.

Pero, es una práctica no muy habitual. Y, siendo realistas, vamos a ver qué pasos tenemos que dar, una vez que el edificio comience a darnos pequeños toques de atención. Rehabilitar cuando el problema está en sus inicios, revertirá en un menor coste económico de las reformas y evitará problemas más graves en el futuro que afectarían a la salud de los inquilinos, como sería el caso de la aparición de moho por filtraciones de agua u otros mucho más graves que pudieran, incluso, poner en peligro la estabilidad del edificio.

Cuando aparecen las grietas en las fachadas, estas se van haciendo más y más grandes, de tal modo que, cuando menos lo esperemos, trozos de las paredes externas pueden caer a la calle, con el peligro que esta circunstancia entrañaría para los transeúntes.

Entonces, vamos a tratar las rehabilitaciones de edificios, en general, como se merecen. 

Es la responsabilidad de los propietarios acudir a una empresa que se ocupe de rehabilitar la fachada o la cubierta o ambas. Lo más aconsejable sería pedir presupuesto en varias empresas. ¿Qué pasos habría que seguir? Muy fácil, contactar con los responsables de las diferentes empresas de rehabilitaciones, a continuación, concertar una cita a objeto de que revisen el inmueble, analicen los fallos y estudien su origen. Una vez hecho esto con cada una de las empresas, nos pasarán sus presupuestos. Lo último, elegir a cuál de ellas vamos a confiar las obras de rehabilitación del edificio.

No es nada complicado, lo único que se necesita es voluntad para afrontar el problema y darle una solución. La rehabilitación de una fachada o una cubierta es necesaria para mantener el buen estado del edificio. Y, no solo para mantener, incluso, podemos aprovechar las obras para incluir alguna que otra mejora. Por ejemplo, aquellas que contribuyen a la sostenibilidad energética.

Acerca de Hermon Rehabilitaciones

Empresa dedicada a la rehabilitación de edificios, rehabilitación de fachadas, etc.

Mas información acerca de Hermon Rehabilitaciones

Información de contacto

Contenidos7

  • Imprimir
  • Reportar abuso

Comentarios

Escribe tu comentario