Cómo prevenir las bacterias en la orina

Observatorio nacional de la incontinencia - Thursday, March 21, 2013.
Enviado por Gema

 

  • La Escherichia Coli es una de las bacterias con mayor presencia en la orina, que afecta especialmente a las mujeres.

 

 

 

Madrid, 21 de marzo de 2013

 

La Escherichia Coli se hizo famosa a raíz de las noticias procedentes de Alemania y Holanda sobre el pepino español.  Pero esta bacteria suele estar muy presente en la orina. En concreto, en el área intestinal, que por vecindad, afinidad y búsqueda de un medio y ambiente más grato, atraviesa la pared vesical en proximidad con la rectal y coloniza la orina. Otras veces, su aparición urinaria es debida a una deficiente o más bien errónea higiene.

 

La mujer es presa habitual y fácil del E. Coli por la disposición anatómica del suelo pélvico, conglomerado de estructuras vecinales en un reducido espacio (vejiga, recto, músculo elevador del ano, uretra, vasos y nervios).

 

La bacteria, con un gran poder de adaptación, resistencia y variabilidad casi mutante, sobrevive a tratamientos a la medida o reaparece tras un pequeño periodo de calma de forma inesperada.

 

El doctor Pedro Tormo, portavoz del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI), recomienda potenciar las normas de higiene, la prevención con el arándano rojo y la evacuación vesical completa. Aún así muchas veces la bacteria resurge, de ahí la necesidad de acudir al especialista.

 

La especie patógena en cuestión no respeta la edad de las mujeres afectas, pudiendo colonizar desde trece añeras hasta octogenarias, pero tiene más facilidades en mujeres multíparas, por la especial contextura del suelo pélvico.

 

 

 

Acerca de Observatorio nacional de la incontinencia

 La esclerosis múltiple es una enfermedad de carácter crónico que consiste en la aparición en el sistema nervioso central de lesiones degenerativas y desmielinizantes.  Dependiendo del lugar afectado, podrán manifestarse distintos síntomas o alteraciones de las funciones. Las alteraciones en las señales nerviosas necesarias para el control de la micción, puede ocasionar problemas para retener la orina, por lo que la incontinencia urinaria afecta frecuentemente a los pacientes con esclerosis múltiple.

 

§         Toxina botulínica y calidad de vida

En un reciente trabajo realizado por diferentes autores (Khan S, Game X, Kalsi V, Gonzales G, Panicker J, Elneil S, Apostolidis A, Hamid R, Dasgupta P, Kessler TM, Fowler CJ ) se analizó el efecto en la calidad de vida producido por la administración de inyecciones intravesicales de toxina botulínica tipo A en pacientes con esclerosis múltiple, que adicionalmente presentaban un tipo de incontinencia urinaria relacionada con la hiperactividad del músculo detrusor, refractaria a otros tratamientos.

Este trabajo demostró que con este tratamiento, y en estos casos específicos, mejoraba la calidad de vida de estos pacientes. Estas son las conclusiones de este trabajo extraídas por la doctora María Jesús Cancelo Hidalgo, ginecóloga  Jefa de Sección del Servicio  de Ginecología del Hospital universitario de Guadalajara. Secretaria de la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) y miembro permanente del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI).

 

Mas información acerca de Observatorio nacional de la incontinencia

  • Imprimir
  • Reportar abuso

Comentarios

Escribe tu comentario