La variante ómicron y su incertidumbre en el desarrollo de la economía mundial

Definitivamente la economía a nivel mundial ha sufrido muchos reveces en lo que va de siglo, son diferentes las acciones que ha ejecutado el hombre que afectan a la misma de manera directa, sin embargo lo que menos se imaginaron, economistas, gobernantes, empresarios, en fin la humanidad en general es que la economía tendría un receso.

Receso tan impresionante como el que se ha sufrido con la pandemia que ha generado el virus del Covid-19. Ha traído un descenso fuerte en las ofertas y demandas de bienes y servicios fundamentales para las economías no solo mundial, de cada país y cada individuo.  Generando un clima de desconcierto e incertidumbre.

Pensar en un nuevo confinamiento por la incertidumbre que generan las diferentes mutaciones que ha tenido el virus principal, deja una ola de tensión y desasosiego a todo lo referente a las bolsas e índices bursátiles, generando más pérdida que cualquier otra cosa, trayendo consecuencia muy graves.

Pérdidas causadas por el confinamiento a raíz del Covid-19

La existencia de una enfermedad de la cual no se conocía sino las consecuencias de sus efectos, generó un clima de tensión  a nivel mundial, que las diferentes formas de manejar la economía se ha visto afectada hasta la presente fecha. Las investigaciones para superar la fatal pandemia, ha generado un desgastes emocional, económico y de vidas.

Teniendo un impacto aun mayor por no conocer como resolver la situación con prontitud, el desconocimiento en los síntomas, las variantes formadas, los medicamentos que minimizaran los casos de contagio, formo un clima muy estresante y por ende peligroso, generando una solución de encierro, donde la forma segura era evitar el contacto.

La pérdida de tantas vidas humanas, la impotencia de los entes gubernamentales de controlar o evitar que su población se viera afectada fue en vano. Lo que ocasiono el desplome de empresas pequeñas, medianas o grandes, llevando las mismas a perdidas inimaginables, y por ende el despido de muchos trabajadores.

Incertidumbre en aumento ante nueva variante

El reconocimiento de los países de una nueva variante que mutó del virus principal, ha traído como consecuencia el cierre de fronteras, la propagación de la misma con tanta rapidez que deja en tela de juicio la seguridad mundial. Las vacunas eran una esperanza, como cuando un cerrajero coloca una cerradura para protección.

En el momento fue una luz de esperanza, ahora se percibe nuevamente el temor, al desconocer todavía, la sintomatología, las consecuencias y los nuevos tratamientos a aplicar si esta nueva cepa llegase a ser más mortífera. La población en general se está viendo muy afectada, atacada para ser precisos.

Queda espera las recomendaciones de los organismos competentes, y sobre todo que se siga trabajando en el antídoto de dicha enfermedad, para que en algún momento se vuelva a la normalidad en general, así la economía mundial tendrá un repunte de avanzada en lo que respecta a generar ganancias, desarrollo tecnológico, de salud y económico.

error: Content is protected !!